900 pacientes concluyeron tratamientos por cáncer en servicios estatales de salud

La Paz, Baja California Sur, a 8 de junio de 2022.

  • Se encuentran de alta en vigilancia, para identificar recurrencias de la enfermedad.

De septiembre pasado a la fecha un total de 900 pacientes que carecen de toda derechohabiencia, concluyeron satisfactoriamente su tratamiento por cáncer en Baja California Sur, como resultado de los esfuerzos emprendidos por el Gobierno del Estado para garantizar la continuidad de servicios médicos esenciales, como son los oncológicos.

Estas sudcalifornianas y sudcalifornianos recibieron su alta en vigilancia de las especialidades de cirugía oncológica, oncología médica, radioterapia y quimioterapia, al haber terminado positivamente los procedimientos o ciclos terapéuticos emprendidos para detener el crecimiento anormal de células, no obstante, deben asistir a revisiones periódicas, dijo el director del Centro Estatal de Oncología, Jorge Barrón Reyes.

El cirujano oncólogo abundó que, aunque concluyan sus tratamientos, las y los usuarios deben continuar por un periodo aproximado de cinco años en vigilancia médica para estar en condiciones de identificar oportunamente recurrencias del cáncer en las zonas previamente afectadas o en áreas aledañas, a fin de iniciar nuevos procedimientos que frenen su avance y eviten un detrimento para la expectativa y calidad de vida de las personas.

Entre los tipos de cáncer que son diagnosticados y atendidos con mayor frecuencia en esta unidad médica estatal se encuentra el de mama, del cuello del útero, colon, laringe, próstata, informó el médico al indicar que el tratamiento a seguir se define no solo por el área en que se ubican las lesiones, sino por el nivel de avance que presente al momento de confirmarse su incidencia.

Barrón Reyes enfatizó la importancia de que las y los sudcalifornianos que carecen de seguridad social acudan por lo menos cada seis meses a consultas de control a su centro de salud, aun cuando no sientan dolor o malestar alguno, al comentar que de esa manera se pueden identificar factores de riesgos y adoptar hábitos que permitan reducirlos. Cuando se encuentran señales de alerta es posible hacer estudios adicionales o emprender tratamientos más tempranos que mejoran significativamente el pronóstico de las y los pacientes, concluyó.

Deja un comentario