ABCdario / HARTAZGO EN LORETO

Por Víctor Octavio García

 

En la madrugada de este lunes, un pick up Chevrolet de modelo reciente, color blanco, amaneció quemado en Loreto; se trata de un vehículo al servicio de FONMAR –Fondo para la Protección de los Recursos Marinos– destinado a tareas de inspección y vigilancia. El incendio –según fotos en poder de ABCdario– fue total en interiores alcanzando buena parte de la caja. De los presuntos autores del siniestro nadie sabe nada no así del pesado y crispado ambiente que reina en contra de las autoridades de pesca, léase Secretaria Estatal de Pesca, Conapesca, Inapesca y Delegación Federal de Pesca.

Un ambiente enardecido y de hartazgo por las acciones punitivas emprendidas en los últimos meses en contra de pescadores ribereños libres –lo mismo sucede a lo largo y ancho de las costas de BCS– donde inspectores de pesca coludidos con permisionarios pesqueros (coyotes) han propiciado a que las autoridades tomen medidas coercitivas y acciones punitivas drásticas en contra de los pescadores. La última fue negarle permisos a los almejeros loretanos que extraen almejas para el autoconsumo –a base pulmón–, pero otorgaron 25 nuevos permisos a concesionarios pesqueros de Comondú, La Poza y de Mulegé para que exploten el producto (almeja) con modernos y sofisticados equipos –compresores y tanques–, y ninguno de los 21 nuevos permisos quedó en manos de pescadores, mucho menos en poder de los almejeros de Loreto.

Fonmar, creada a petición y presión de los hoteleros para vigilar y cuidar la explotación de los llamados picudos y los recursos pesqueros en general –algo así como una fiscalía con atribuciones punitivas– con el paso del tiempo ha “agarrado monte”, extralimitado y abusado de sus funciones. Para nadie resulta extraño que el Fondo para la Protección de los Recursos Marinos lo mismo le sirve a los ONG’S para limpiarle el camino a los ambientalistas como a los concesionarios pesqueros (coyotes) para que los pescadores libres dejen libres las zonas donde pescan y así ejercer un mayor control (monopolio) de los recursos pesqueros.

A eso de debe el hartazgo en Loreto y prácticamente en todas las costas de BCS donde los pescadores poco a poco son desplazados por los “pulpos pesqueros”, las mafias de siempre que, coludidos con las autoridades de pesca -de todos los niveles y colores– se prestan a este tipo de acciones. Lo que ocurrió en Loreto la madrugada de este lunes es un signo inequívoco de que hay hartazgo, desesperación, crispación y coraje.

Lo curioso es que nadie ve lo que está pasando en Loreto. Hace diez días, el ex alcalde de Loreto hoy diputado local, Rodolfo “Rury” Davis, tocó el tema en Tribuna a través de un débil pronunciamiento. La alcaldesa ni sus luces, perdida en festivales y en la equidad de género mientras los pescadores pasan por la de Caín. Es hora de que a nadie le “cae” el veinte, cuando Loreto vive una de las peores crisis económicas de los últimos veinte años; sin empleos, sin inversión, sin circulante, con trabajadores municipales despedidos, el comercio contraído, los ganaderos enfrentado una sequía que no tiene para cuando acabar, la agricultura colapsada por falta de agua, las autoridades pesqueras se van en contra y con todo en contra de los pescadores ribereños libres siendo una de las actividades productivas más importantes en el municipio, después del turismo, que le dan vida a la maltrecha economía regional.

Ya es hora de que le presten atención a Loreto. Que se apliquen y no dejen que se “caiga” ese destino turístico. Que la alcaldesa asuma su responsabilidad y compromiso con el municipio que gobierna, que las autoridades de pesca se “pongan las pilas” y no se ensañen con los pescadores ribereños, que el gobierno –de los tres niveles– asuma la responsabilidad que le corresponde y sea un facilitador de las actividades productivas y no un dique o obstáculo para que Loreto recupere su condición de municipio viable, productivo y trabajador. ¡Quihúbole?.
Para cualquier comentario, duda o aclaración diríjase a abcdario_@hotmail.com

Fuente:http://www.radarpolitico.com.mx/

Deja un comentario