Ejecuciones: hasta maestros jubilados en La Paz

Con la información de Metropolimx

La Paz, México.- En medio de una aparente calma ficticia, la violencia en la ciudad de La Paz, Baja California Sur, alcanzó el pasado 18 de febrero hasta un maestro jubilado, cuando –según las primeras investigaciones—fue reportado el hallazgo de un cuerpo sin vida en una brecha atrás de un negocio de mariscos en avenida Pino Payas y Francisco J. Mújica en la colonia El Zacatal de la capital sudcaliforniana.

La victima –de acuerdo a datos recabados por Metrópoli—resultó ser el profesor Víctor González de la Toba “El Guarapo”, y quien fue encontrado amordazado de pies y manos y con el tiro de gracia en la cabeza, después de 10 horas de haber sido ejecutado.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California Sur, y como ya es costumbre, había mantenido oculto el nombre de la victima, y la cual –según un comunicado de prensa—“está en calidad de desconocido”, bajo el pretexto del Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP).

La victima número 7 en lo que va del mes de febrero –y según datos recabados por este medio de comunicación—fue uno de los aguerridos impulsores y promotores de la llamada Corriente Democrática de la Sección Tercera del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en el sexenio del ex gobernador Guillermo Mercado Romero entre 1993 y 1999.

Era –de acuerdo a la información obtenida por este medio— parte del movimiento magisterial que en su momento encabezaron el ex alcalde de La Paz, Víctor Manuel Castro Cosio; el ex secretario de Educación Pública en el estado, Omar Castro Cota; la diputada Diana Victoria Von Borstel Luna, así como Elizabeth Cardozo, Filemón Higuera Higuera, Sandra Fiol, Mirna Verdugo Silva y el fallecido Renán Liera Villegas.

Hasta el momento, se desconocen el móvil del asesinato de “El Guarapo”, pero –según datos obtenidos por Metrópoli—después de haberse jubilado, el maestro abrió un negocio de ventas de carros usados en la calle Morelos esquina Valentín Gómez Farías en la colonia centro de La Paz, y atendía la críanza de caballos en un rancho de su propiedad.

Deja un comentario