El miércoles podría estallar huelga en Exportadora de Sal: sindicato.

Pérez Murrieta explicó que la empresa ha propuesto la reducción de mil 300 plazas laborales, además del retiro de otras prestaciones. “El Director General actual tiene una postura bastante inflexible”, lamentó.

Luis Martín Pérez Murrieta, secretario del Sindicato Salinero, informó que mañana se podría dar la primera huelga en 56 años de Exportadora de Sal, esto porque se pretende despedir a mil 300 trabajadores.

De estallar la huelga, “pondríamos en riesgo un contrato que nos ha costado 56 años, no es un contrato que se creó ayer”, el cual fue producto del esfuerzo y sacrificio de mucha gente. Explicó que el aumento a negociar es del 15 por ciento; sin embargo, el punto central es el tema del personal en Exportadora de Sal.

En entrevista para el programa de Ciro Gómez Leyva, Pérez Murrieta explicó que la empresa ha propuesto la reducción de mil 300 plazas laborales, además del retiro de otras prestaciones. “El Director General actual tiene una postura bastante inflexible”, lamentó.

Otro de los puntos que destacó el líder sindical, es que en un caso atípico, Exportadora de Sal invitó a Mitsubishi a formar parte de una plática en la revisión del contrato colectivo de trabajo, donde se pidió a los trabajadores “hacer un sacrificio para seguir conservando las fuentes de empleo”.

Destacó que Mitsubishi se lleva el 3 por ciento de las ventas netas, alrededor de 100 millones de pesos “y no están dispuestos a poner nada”.

“El problema no es el despido, o lo que el plantea; el problema es que nosotros estamos seguros que trabajamos en una empresa con bastante solidez, una empresa fuerte, que si está pasando por algunos problemas económicos, no se debe a lo que ellos aducen: dicen que es la reducción de ventas y la sobreoferta en el mercado internacional de la sal”.

Se debe, dijo, “estoy seguro a los malos manejos y a las decisiones que se han tomado en la Secretaría de Economía.

Este martes 11 de septiembre hay una junta en Conciliación y Arbitraje en el Distrito Federal. De no llegar a un acuerdo los trabajadores solicitarán una prórroga, pues “no hemos estallado una huelga en 56 años y, muchísimo menos, ahora que pareciera ser que la más interesada en estallar una huelga es la empresa”.

Luis Martín Pérez hizo un llamado al presidente Enrique Peña Nieto para que “mande gente a revisar Exportadora de Sal”.

El Secretario Sindical explicó que en Exportadora de Sal el gobierno mexicano posee el 51 por ciento de las acciones y el 49 es de Mitsubishi. Agregó que existe también Baja Bulk Carrier, empresa constituida por el gobierno mexicano y Mitsubishi al 50/50, cuya utilidad se reporta al Fideicomiso de Fomento Minero, para dar ese dinero a las PyMEs para el fomento de la minería.

Pérez Murrieta señaló también que “las depreciaciones no nos permiten tener utilidad”, precisando que las depreciaciones ascienden a 3 mil millones de pesos y “el 10 por ciento era de utilidad de nosotros”.

Con la información de RADIOFORMULA.

Deja un comentario