En aguas de Baja California Sur, hallan restos de un submarino de la Primera Guerra Mundial

Comondú, Baja California Sur (BCS). Arqueólogos subacuáticos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) registraron en inmediaciones de bahía Magdalena, municipio de Comondú, al único submarino histórico hallado en aguas de México, hasta el momento, el USS H-1.

Fue en 2016 cuando el instituto recibió el aviso sobre la presencia de un submarino histórico en la bahía Magdalena, al occidente de la Isla Santa Margarita, mismo que se encontró a 15 metros de profundidad.

Los informante locales refieren que el H-1 se había vuelto a ver hacía 3 años, cuando pobladores de Puerto Alcatraz guiaron a un pescador deportivo, sin embargo, ellos pensaban que era una roca.

Foto: Cuartoscuro/INAH

El sitio fue víctima de saqueo por los componentes de bronce, hasta que un fotoreportero lo localizó y dio aviso a las autoridades.

La embarcación se construyó en 1909 en Union Iron Works, en San Francisco, California, al suroeste de Estados Unidos y fue nombrado Seawolf, posteriormente renombrado como H-1 en 1911.

El 6 de enero de 1920, junto con H-2, el submarino emprendió su regreso a California, cruzando por el canal de Panamá y, al anochecer del 12 de marzo, los 2 navíos cruzaban aguas sudcalifornianas, pero en medio de una tormenta el H-1 encalló a 365 metros de Punta Redonda, Isla Santa Margarita.

Foto: Cuartoscuro/INAH

El comandante James R. Webb ordenó a la tripulación abandonar la embarcación y nadar a la playa, no obstante, 4 de los 25 fueron vencidos por el mar, incluyendo al comandante. Los días siguientes, barcos de salvamento de la armada norteamericana intentaron poner a flote al USS H-1.

Después de diversas maniobras, se fue a pique, y el 12 de abril quedó su nombre grabado en la lista de la marina de guerra norteamericana.

“Desde que se recibió aviso de la presencia del submarino, el INAH ha realizado 2 temporadas de inmersiones: la primera en 2017, con una exploración de reconocimiento en el cual, por medio de 2 buceos a poco más de 14 metros de profundidad, se tomaron fotografías y medidas generales”, narró el titular de la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) mexicana, Roberto Junco.

Foto: Cuartoscuro/INAH

La embarcación mide 44.30 metros; desde popa, a los 31.8 metros, la estructura se colapsa y se observa el área de controles, y más adelante la de torpedos; la parte de la torreta también está colapsada, explicó el arqueólogo.

Finalmente, se detalló que la segunda exploración permitió hacer un registro puntual del submarino utilizando por primera vez en México, el método de la fotogrametría en una embarcación completa, realizado por el arqueólogo Korato Yamafune, experto a nivel mundial.

Con información de Infobae/ INAH

 

Deja un comentario