En BCS, existen leyes que protegen al conductor tras un accidente provocado por ganado

La Paz, Baja California Sur (BCS). Contrario a la creencia de diversos sectores de la población, con respecto a los accidentes donde se involucra al ganado en la carretera, en Baja California Sur existen una legislación aplicable, donde “el dueño de los animales tiene que hacerse responsable de los daños y perjuicios que se lleguen a ocasionar” indicó el diputado Venustiano Pérez Sánchez.

Con relación a lo anterior, el legislador hizo un llamado a la sociedad a mantenerse informados al respecto, a fin de que puedan hacer uso del marco legal estatal que se han realizado para este caso en particular.

Durante su pronunciamiento, en la sesión de la Diputación Permanente, pidió a la ciudadanía que resulte afectada por un accidente con un semoviente que busque en las leyes estatales la forma de enfrentar esta clase de situaciones.

Asimismo, precisó que, el presentar a la sociedad sudcaliforniana la existencia del marco legal “no quiere decir que están en contra de los ganaderos del estado”.

Según el Artículo 348 del Código Penal vigente en la entidad, se contempla una pena de 6 meses a 3 años o una multa para el dueño y encargado de la vigilancia y custodia de una o más piezas de ganado que deambulen en cualquier vía terrestre de comunicación. Se entiende que deambulan cuando se encuentran en dichos lugares o se atraviesan las vías sin estar vigilados por personas que las conduzcan, de acuerdo con las disposiciones legales relativas”.

Por su parte, el Artículo 1825 del Código Civil estatal precisa que el dueño de un animal pagará el daño causado por éste, sino probare que: lo guardaba y vigilaba con el cuidado necesario; que el animal fue provocado; que hubo una imprudencia por parte del ofendido y qué el hecho resulte de caso fortuito de fuerza mayor.

Mientras tanto el Artículo 1820 del mismo Código Civil vigente, refiere a que “la reparación del daño debe consistir a elección del ofendido, en el restablecimiento de la situación anterior, cuando ello sea posible, cuando el daño se cause a las personas y produzca la muerte, incapacitad total o permanente, parcial permanente, total temporal o parcial temporal; el grado de la reparación se determinará atendiendo a lo dispuesto por la Ley Federal del Trabajo…”.

Finalmente, Pérez Sánchez reiteró que la Ley Ganadera en su Artículo 70 manifiesta que los propietarios, arrendatarios o ejidatarios tienen la oblicación de conservar los cercos de sus predios en condiciones que impidan el acceso de los animales a sus terrenos, o bien que salgan de los mismos.

Deja un comentario