EQUILIBRIOS / AMBIGÜEDAD REPUBLICANA

Por José Luis Puga Lizardi 

Pirotecnia Política: “Al final, ser presidente consiste en recibir la última llamada. Hay un momento en el que no cabe consultar a nadie más y uno se enfrenta en soledad a la decisión.” (José María Aznar)

Queda claro que la democracia representativa desaparecerá y que será sustituida por la participativa al menos en los próximos seis años; así, las equivocaciones del ejercicio de gobierno, paradójicamente dejarán de ser responsabilidad de quién se supone fue electo, precisamente para que las tomara, ahora los errores de las disposiciones nacionales serán responsabilidad de la gente que será consultada sobre temas que desconoce, eso es una irresponsabilidad y tendrá consecuencias políticas.

Del 25 al 28 de este mes, exclusivamente en La Paz y Los Cabos, se realizará el primer ejercicio de participación ciudadana impulsado por el Presidente Electo de México ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR y será operada aquí en Baja California Sur por el Senador de la República VÍCTOR MANUEL CASTRO COSIO; el plan es que los sudcalifornianos –menos los de Comondú, Loreto y Mulegé- expresen por “voluntad propia” su sentir, sobre sí el próximo Gobierno Federal que asumirá el poder el 1 de diciembre del presente año, debe impulsar el proyecto millonario del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México que se construye en la zona de Texcoco o se adecuan las instalaciones en la base militar de Santa Lucia, complementando operaciones aeroportuarias con alternativas en pistas cercanas como Toluca o Querétaro, incluso en el mismo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, entre otros proyectos que han sido incapaces de dejar en claro para quienes pretenden consultar.

El experimento social –disfrazado de consulta ciudadana- que vienen planteando quienes en las elecciones pasadas lo ganaron prácticamente todo, genera desconfianzas, porque no todas las decisiones del gobierno pasarán por el sentir del pueblo sabio.

El más claro ejemplo, es que aún sin haber asumido la máxima magistratura del País, ya decidieron que el proyecto del Tren Maya, va, dejando en claro una ambigüedad republicana que tendrá un costo electoral, porque más allá del romanticismo de esta acción y del resultado, el hecho de que para unas cosas “consulten” y para otras no, seguramente hará reflexionar y pensar a quienes hasta hoy se mantienen firmes y asumen que la esperanza de México, permanece en sus conciencias. Ya veremos.

Comentarios, dudas o aclaraciones, dirigirlas al correo electrónico jlpuga@radarpolitico.com

Deja un comentario