EQUILIBRIOS / TRANSPORTE ¿Y EL USUARIO?

Por José Luis Puga Lizardi

Pirotecnia Política: “La competencia no es sólo la base de la protección del consumidor, sino que es además el incentivo para el progreso.” (Herbert Clark Hoover)

¿Y el usuario? Este cuestionamiento queda en medio de la discusión que se genera entre los transportistas tradicionales que bajo una concesión Federal o Estatal, prestan el servicio en todas sus variantes a pasajeros y  quienes lo hacen  desde una empresa privada; las diferencias en cuanto a la calidad del servicio y las tarifas son abismales, por ello para el ciudadano es literalmente fácil decidir cómo trasladarse de un punto a otro, obviamente con toda la comodidad y con un costo menor.

Nuevamente los habitantes de La Paz, Baja California Sur, viven desde esta mañana de viernes un paro parcial de choferes y concesionarios del Transporte Público Estatal; ellos son capaces de organizarse para protestar contra el Gobierno, quien a su juicio es quien debe frenar la competencia que representa principalmente UBER, que no es ilegal porque está constitucionalmente avalada.

El reto para los taxistas y demás concesionarios es abrirse a las nuevas demandas de los consumidores; la gente quiere mejores tarifas, trasladarse en la comodidad y a bajo costo; en estos temas de la competencia a los taxistas tradicionales les falta mucho y esa es su principal desventaja.

Los transportistas tradicionales con esos paros parciales, que no es otra cosa que dejar de prestar el servicio, intentarán hacer presión para que el Gobierno atienda sus reclamos en el sentido de no permitir más la operación de UBER en La Paz; ellos con esa actitud convierten en rehén  de sus caprichos a las instituciones, afectando a quienes les han dado de comer desde que les dieron el documento que poseen para poder brindar un servicio.

Si el servicio que presta UBER –o cualquier otra empresa particular- está constitucionalmente acreditado, ningún Gobierno tendrá el poder de desactivar esta opción de transporte que vino a revolucionar el arcaico y obsoleto servicio del transporte de alquiler; los humanos rápido nos adaptamos a las comodidades y como consumidores también nos adecuamos a los mejores precios, y si como en este tema, viene aparejado con un servicio abismalmente mejor, no tiene duda al momento de decidirse.

En redes sociales, que sin duda –en parte- son el termómetro del sentir ciudadano cuando de opinar se trata, en un elevado porcentaje prefieren UBER por encima de los TAXIS; como es normal porque tienen un mejor servicio con tarifas preferenciales y hasta con promociones que elevan las posibilidades de que el usuario vuelva a requerirlos.

El tema del transporte no se puede apartar de los asuntos políticos, incluso en las pasadas campañas, hasta compromisos se hicieron, mismos que no se van a poder cumplir porque sería algo inconstitucional y aferrarse a esta opción de retirar a UBER, correrían el riesgo hasta de caer en la ilegalidad con sus respectivas consecuencias; pretender sacar raja política de esta situación es francamente incosteable y eso se verá pronto, porque “1000” familias dizque “afectadas”, no son más que el resto de los ciudadanos que merecen un servicio de calidad, por cierto, de eso ni hablan los quejosos que hoy se manifiestan.

Si los que ahora se revelan estuvieran brindando un  servicio de calidad en todos los sentidos y con un precio justo, así estuvieran en funciones veinte empresas como UBER, sería mucho más redituable y sostenible esta actividad, que lo sigue siendo pero no con los niveles de ingresos que los concesionarios pretenden y que esperan que los Gobiernos detengan la competencia -que ellos llaman desleal- para seguir haciendo lo que les viene en gana como siempre y chantajeando a quien se deja.

Ya veremos en que termina todo este asunto que retoma actualidad; nadie podrá contra las aspiraciones de la gente que tiene necesidad de transportarse en autos dignos, limpios, cómodos y con un costo menor; la ciudadanía se enfadó ya de un pésima servicio y de las abusivas tarifas; ya ven que ahora se argumenta por los nuevos gobiernos que son la esperanza de México, de que el “El pueblo es sabio” deberían de preguntarle también ¿Qué es lo que quieren con relación a este tema? Ya veremos si nos hacen caso.

Comentarios, dudas o aclaraciones, dirigirlas al correo electrónico jlpuga@radarpolitico.com

Deja un comentario