Ing. Antonio Avilés Rocha Director General de ESSA.

  • Aprobado por unanimidad…

Aprobado por unanimidad el nombramiento al paisano Ing. Antonio Avilés Rocha como Director General de Exportadora de Sal en Guerrero Negro, en una sesión que tuvo lugar en la ciudad de México el día de ayer, encabezada por el presidente del Consejo de Administración de ESSA José Francisco Quiroga Fernández, acompañado de varios funcionarios de primer nivel.

No cabe duda que Antonio Avilés Rocha trae bastante PODER como hombre de confianza del Presidente Andrés Manuel López Obrador, inicio con el pie derecho logrando acuerdos y algunas negociaciones:

  • A partir de este año si la empresa produce por encima de 7.3 millones de toneladas de sal, sobrepasando podrá ser vendido sin la intermediación de la compañía japonesa. Logrando así retirar de los contratos de comercialización la palabra “exclusividad” después del tope.
  • Otro acuerdo, que permitirá mejorar la operatividad fue aumentar el precio de la tonelada de sal, de los 14.81 dólares a 18.50 dólares, lo que permitirá hacer frente a las inversiones que la salinera requiere para su modernización.

La Comunidad Salinera está feliz con este nombramiento de Avilés Rocha, tienen fe en que las cosas van a cambiar para bien, temían con estas administraciones pasadas el cierre de la Salinera por bancarrota, que para que eso sucediera tenía que acabarse el agua del mar, cosa muy posible con estos políticos corruptos y voraces que no tenían llenadera y las ganancias las centralizaban, se las llevaban, dejando utilidades miserables para los obreros que se friegan todo el año

Antonio Avilés, aunque nació en Santa Rosalía se crio en Guerrero Negro, es un hombre de arraigo, con mucho amor por su gente y su pueblo, conoce a detalle su historia y la empresa salinera. Desde Chiquillo se caracterizó por ser muy amigable, humilde y de noble corazón; es el único Director General en la historia que llega a la empresa caminando, ingresa por la misma puerta que cualquier obrero y saluda de mano a todo el mundo, esos pequeños detalles hacen los grandes cambios.

¡Ojalá y Dios quiera!  que el buen amigo Toño no cambie y lo ilumine para que lleve a la empresa salinera por el rumbo del progreso y éxito como la mejor del mundo, y si no es así, que el pueblo salinero se lo demande…

¡Es Cuanto! SALUTE

Deja un comentario