La inseguridad en el norte prevalece; falla la prevención.

Por la casa de la sal.

Mientras nuestros funcionarios sigan solapando el mando preventivo en Guerrero Negro y se nos quiera decir que por la falta de valores y principios se ha propiciado que como padres de familia no hemos podido revertir la conducta de nuestros hijos, siendo este el principio de los males que ahora nos aquejan como pobladores y donde los robos y la delincuencia están a la orden día.

Por otro lado quienes se dicen asumir este rubro en la geografía municipal, han mencionado que las cosas donde quiera están mal ( argumentando que los robos son comunes donde quiera, incluso han dicho que en otros lugares hasta balaceras y muertos hay, bonita justificación ) culpando de la ingobernabilidad a Peña Nieto y sus reformas, el caso es que las autoridades preventivas siguen defendiendo su causa, sin querer asumir que la falta de prevención, ha sido el principal motivo por el cual se cometen tantos robos.

No se puede ni siquiera mencionar que la policía local ha ganado terreno, cuando las estrategias que ha implementado Moisés Fernández Larrinaga han dejado un vacío social, pero sobre todo hemos tenido que soportar a un funcionario nos han quedado mucho a deber, por ello seria bueno que quien encabeza la dependencia en Santa Rosalía, enmiende al corto plazo la desconfianza que ha sembrado el subdirector en Guerrero Negro.

No dudamos de que el director Eduardo Cuesta Aguilar sabrá encausar la problemática y al corto plazo realice los cambios pertinentes por que de no hacerse los ajustes, en el norte los robos seguirán siendo el pan de cada día.

Deja un comentario