Los hermanos Villavicencio siembran terror en la entidad sudcaliforniana.            

 

Por Eduardo Jimenez

La Paz Baja California Sur, al parecer los ajustes de cuentas y los delitos de alto impacto seguirán siendo el mejor panorama con el cual, los hermanos Villavicencio pretendan retomar el trasiego y la venta de drogas, no solo en la parte norte sino también en el polo turístico del estado, en ello se especifica que después de una larga ausencia quienes son conocidos como Damián y el Lalo buscan retomar un territorio y ganar presencia, aunque para ello se tenga que encausar la violencia como nunca antes la habíamos visto.

Cabe hacer mención que Eduardo Villavicencio conocido como El Lalito tenia a su cargo la plaza de drogas en valle del Vizcaíno al igual que su hermano Damián Villavicencio conocido como el sombrerudo, quien hacia lo propio en las comunidades del norte de la península sudcaliforniana.

Ambos sujetos tienen en su haber una orden de aprehensión por estar vinculados en la triple ejecución que se perpetro en el Villa Alberto Alvarado Aramburo, donde a mansalva privaron de la vida al talibán por haberse metido en sus terrenos.

Según datos periodísticos los hermanos Villavicencio retomaron las tierras que los vieron nacer y donde específicamente han cometido todo tipo de atropellos, encausados por la venta de drogas y la compra de plazas, aunque para ello se tengan que llevar como consecuencias colaterales a personas inocentes.

Para muestra referimos los hechos delictivos que se han generado en comunidades como san José del cabo, donde la actos delincuenciales han imperado en un tono mayúsculo y donde todo apunta para que sean los hermanos Villavicencio los que respondan por la cruenta guerra se vive en el sur del estado.

Deja un comentario