Nuevo récord en BCS: 12 crímenes en 72 horas

La Paz, México.- Con la caída del imperio del ex capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, después de haber sido extraditado el pasado 20 de enero hacia Estados Unidos, la guerra por el control del territorio que estuvo bajo su dominio, subió de tono y tan solo duante el fin de semana dejó un saldo hasta ahora de 12 muertos en el estado de Baja California Sur.

Las bajas derivadas de ataques armados –según un integrante del Grupo de Coordinación en el Estado—son entre células de la que fuera la organización criminal del ex líder del Cartel de Sinaloa (CDS) y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En las últimas 72 horas, y de acuerdo a datos recabados por Metrópoli–12 personas fueron ejecutadas violentamente en La Paz, San José del Cabo, Guerrero Negro y Loreto.

4_1485795052

Mientras el CDS vive su peor momento entre disputas internas, particularmente en San José del Cabo entre el grupo delictivo de “Los Javieres” y “Los Hijos del Chapo”, el CJNG, a través de “La Barredora”, aprovecha la escisión para intentar tomar el control de algunas colonias como El Zacatal, La Ballena, Vista Hermosa y Monte Real.

Los enfrentamientos más sangrientos comenzaron la mañana del domingo, cuando –según el último mapa criminal elaborado por autoridades federales y militares—el sucesor de Nicolás Castañón Nicolat “El Bogar”, y nuevo jefe de la plaza del narcomenudeo en Loreto, Roberto Carlos Vega Osuna “El Gordo” o “El Betico” fue ejecutado, cuando estaba dentro de su domicilio en la calle Jureles y Gaviotas en la colonia Miramar de ese puerto turístico.

2_1485795052

La pelea entre estos grupos antagónicos continúo la tarde de ayer, después de que un comando armado, asesinara a dos presuntos sicarios del CJNG que habrían participado en el homicidio de la principal narcomenudista de la colonia El Zacatal y célula del CDS, Claudia Amador Amador “La Borrega”, ejecutada la tarde del sábado en el cruce de la calle Luis Castro Arballo y Margarito Sandez Villarino en la Colonia El Zacatal en San José del Cabo.

 

Los pistoleros despedazaron literalmente a uno de sus rivales con un fúsil de asalto AK-47, y el cual hasta este momento, estaba en calidad de desconocido, fotografías de cuyo suceso, circularon crudamente en la mayoría de las redes sociales.

Los enfrentamientos –de acuerdo a datos recabados por Metrópoli—forman parte de la pelea de grupos delictivos que se dividieron al interior del CDS, después del 31 de julio de 2014, algunos de los cuales pasaron a formar parte de las filas del CJNG.

La disputa que originalmente empezó en La Paz, se extendió primero a Comondú y Mulegé, y actualmente se vive en Loreto y Los Cabos.

Tan solo del primero al 29 de enero de 2017 –según un informe elaborado por este medio, y con base en un conteo caso por caso—49 personas han sido ejecutadas violentamente en Baja California Sur, distribuidas de la siguiente manera:

1.- 31 en Los Cabos.

2.- 11 en La Paz.

3.- 5 en Loreto.

4.- 1 en Comondú.

5.- 1 en Mulegé.

Así, y tomando como referencia este número de crímenes, a partir del mes de enero, una persona es asesinada violentamente cada seis horas en el estado, indicativo que desde luego, no es nada halagador, y el cual tiene a la sociedad en la zozobra.

Durante la jornada violenta de este fin de semana, las fuerzas de seguridad de los tres niveles de gobierno, no lograron detener absolutamente a nadie, exhibiendo su completa incapacidad e inoperatividad para enfrentar al crimen organizado, y solo se limitaron a ser testigos de los asesinatos que pusieron en jaque a la población sudcaliforniana.

El Comienzo

La jornada violenta del fin de semana, comenzó el viernes 27, cuando alrededor de las 9:35 fue reportado el hallazgo de un cuerpo sin vida en una brecha en un punto conocido como Las Huertas en la invasión de la colonia La Ballena en San José del Cabo.

En la escena del crimen, y según la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), fueron levantados tres cartuchos percutidos calibre 9 milímetros.

3_1485795052

Cuando peritos estaban terminando de levantar el cuerpo de la victima en calidad de desconocida, casi cinco horas después, alrededor de las 2:10 de la tarde de ese mismo día, los vecinos de colonia Monte Real, reportaron disparos de arma de fuego en la colonia Monte Real.

Los cuerpos de seguridad llegaron hasta la calle Bocas de la tercera etapa de ese fraccionamiento e ingresaron a una vivienda, donde yacía un joven de aproximadamente 20 años y –según los vecinos—“era originario de Michoacán”.

En la escena del crimen, los peritos de la PGJE, encontraron dosis de mariguana y cristal y dos cartucho percutidos calibre 9 milímetros.

Casi a esa misma hora, pero a 923 kilómetros de distancia, los vecinos de la colonia Marcelo Rubio en Guerrero Negro, reportaban la presencia de un grupo armado, y los cuales, dijeron llegó y se bajó en un domicilio y atacó a su único habitante.

Fue así que –según datos recabados por este medio—los cuerpos de seguridad llegaron hasta una casa en la calle de Rosaura Zapata entre Josefina Flores y Luis Peláez, y encontraron a una persona muerta dentro del domicilio.

La victima fue identificada como Rafael Díaz Valencia, de 51 años y originario de Veracruz.

En la escena del crimen, la PGJE encontró 6 cartuchos percutidos 9 milímetros.

Ya por la noche, y para cerrar el día, en La Paz, regresó la violencia, después de que un joven fuera ejecutado en el estacionamiento de la tienda de convivencia Oxxo, localizada en la avenida Margarita Maza de Juárez entre Sonora y 5 de Febrero en la colonia Flores Magón en La Paz.

Sábado Rojo

Un día después, los ataques armados reiniciaron alrededor de las 3:30 de la tarde, cuando hombres armados perpetraron un ataque en contra de la principal narcomenudista de la colonia El Zacatal en San José del Cabo, identificada por autoridades federales y militares, como Claudia Amador Amador “La Borrega”.

La agresión sobrevino cuando la delincuente salió de una pollería acompañada de una persona de sexo masculino, localizada en la calle de Luis Castro Arballo y Margarito Sandez Villarino. Según testigos, los ocupantes de un automóvil de color gris o negro Hyndai, la estaban cazando, y cuando se subió sobrevino el ataque en contra de la vendedora de droga de 20 años.

Las dos víctimas fueron levantadas todavía con vida, pero en el trayecto al hospital general “Raul A. Carrillo” de San José del Cabo, “La Borrega” murió en el camino, dejando tres hijos en la orfandad.

El acompañante logró sobrevivir, y del cual se desconocen mayores detalles.

En la escena del crimen, la PGJE, encontró cartuchos percutidos calibre .223 y 5.56 milímetros.

En este hecho sangriento –y según datos recabados por Metrópoli—la policía municipal de Los Cabos, habría logrado interceptar a los dos presuntos responsables, justo cuando pasaban por una tienda de convivencia Oxxo y vidriería Garzón.

Sin embargo, los presuntos criminales, y por evidente complicidad criminal, no fueron detenidos, y quienes según algunas fotografías obtenidas por este medio, viajaban a bordo de un automóvil de color gris fuerte o negro Hyndai y sin placas de circulación.

Casi tres horas después, alrededor de las 6:20 de la tarde, un nuevo ataque cimbró la colonia El Zacatal de San José del Cabo, cuando en el cruce de la calle Ernesto Chanes Chavéz y Margarito Sandez Villarino, un comando armado atacó al conductor de una camioneta de color blanco, Chevrolet Tracker, y la cual fue y se estrelló contra unos arboles.

La victima de sexo masculino –según testigos—era perseguida por pistoleros desde la avenida Ernesto Arámburo, cuando justamente en el cruce de esas calles, le dieron alcance y lo ejecutaron.

Después de ese crimen, un nuevo ataque armado fue perpetrado por hombres armados, pero esta vez, en la ciudad de La Paz, justamente a una cuadra de la dirección de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal.

Los criminales –según los primeros reportes—atacaron a los ocupantes de un taxi “Estrella Roja”, cuando iban en la calle Encinos entre México y Durango en la colonia Infonavit de la capital del estado.

Los testigos refieran que los pistoleros dispararon en contra de dos personas que viajaban en la parte trasera de la unidad automotriz, por lo después del atentado, el chofer se bajó y corrió asustado, dejando abandonadas a las víctimas.

En la escena del crimen, la PGJE, levantó el cuerpo son vida del narcomenudista Cristian Humberto Romero Green “El Cachetes”, de 32 años, y donde su padre de nombre Humberto Romero Avilés, de 57, resultó herido.

Los pistoleros –según un perito de la PGJE—habrían disparado en 6 ocasiones una pistola 9 milímetros.

Ya para cerrar el día sábado, y casi a la misma hora, alrededor de las 7:50 de la noche, la PGJE recibió un reporte del hallazgo del cuerpo de una mujer debajo de un puente en la avenida Pino Payas de La Paz.

Cuando los peritos llegaron encontraron a una mujer amordazada de boca y vendada de los ojos y con un disparo en la cabeza.

La víctima –según datos recabados por Metrópoli—responde al nombre de Perla Irene Trasviña Morales, de 31 años, y la cual había sido levantada por un comando armado el pasado 24 de enero en el retorno Aguacate de la colonia Infonavit de La Paz.

Los pistoleros –de acuerdo a testigos—habrían llegado hasta su domicilio, y donde también privaron de su libertad al narcomenudista de nombre Loreto García Galindo “El Loreto”, y quien habría recibido un disparo, después de haber opuesto resistencia.

En el caso de este último, se desconoce aún su paradero.

Domingo Negro

La violencia que se había concretado el viernes y sábado en San José del Cabo, Guerrero Negro y La Paz, detonó el domingo en Loreto, cuando un comando armando –según el último mapa delictivo elaborado por autoridades federales y militares– ejecutó al sucesor de Nicolás Castañón Nicolat “El Bogar”, y nuevo jefe de la plaza del narcomenudeo en ese puerto turístico, Roberto Carlos Vega Osuna “El Gordo” o “El Betico”.

Los asesinos —de acuerdo a testigos—habrían llegado a bordo de una camioneta Hummer, se bajaron y atacaron a “El Gordo”, y el cual estaba acompañado de dos personas, una de ellas de 37 años, originario de San Quintín, y otro de 25, originario de Loreto, cuando estaban en el patio del minisúper “SBN”.

Aunque algunos medios de comunicación informaron que en la escena del crimen únicamente había dos cuerpos sin vida, y un tercero a 60 metros del lugar, tirado sobre la calle, lo cierto es que –según una fotografía obtenida por este medio- confirma que las tres victimas murieron dentro del establecimiento comercial.

Las primeras dos, “El Gordo”, y la persona originaria de San Quintín quedaron tiradas en el piso, y la tercera identificado con el de nombre Joan, de 25 años y originario de Loreto, sentado en una mesa de madera, inclinado hacia el lado derecho.

Para cerrar el domingo la negra jornada de violencia, alrededor de las 2:20 de la tarde, un nuevo ataque armado volvió a sacudir a los habitantes de la colonia El Zacatal, cuando en el cruce de la calle Juan Pedrín Castillo y Fabián Cacho Cota, fueron ejecutados dos presuntos sicarios a bordo de una automóvil de color gris fuerte o negro Hyndai.

Las víctimas –según testigos—eran correteados por un comando armado, cuando en ese cruce vía, el chofer perdió el control y se estrelló contra una pipa de bomberos de Los Cabos.

Fue en ese momento que sicarios se bajaron y atacaron a los ocupantes con fusiles de asalto AK-47, despedazando literalmente la cabeza al copiloto que permanece hasta este momento en calidad de desconocido, y cuya fotografía circuló en la mayoría de las redes sociales.

La masacre fue video grabada por algunos testigos, y donde se pueden escuchar los disparos de arma de fuego.

Según las primeras investigaciones, las dos victimas, habrían sido los presuntos responsables de haber atacado y asesinado un día antes a la principal narcomenudista de la colonia El Zacatal, Claudia Amador Amador “La Borrega”, y cuyo vehículo fue interceptado por la policía, y después sospechosamente liberado.

No obstante, el domingo los criminales fueron ejecutados.

Deja un comentario