PACIENTES HAN LOGRADO SU ALTA DE ONCOPEDIATRÍA EN EL HOSPITAL SALVATIERRA

  • Al lograrse diagnósticos más tempranos, se ha logrado mayor efectividad en tratamientos

En Baja California Sur, se ha trabajado para ofrecer atenciones médicas más oportunas y de mayor calidad a los niños y adolescentes que son diagnosticados con enfermedades críticas como el cáncer, acciones que se ven reflejadas en los 41 pacientes que recibieron el alta en vigilancia tras concluir satisfactoriamente su tratamiento en la Unidad de Hemato-Oncología Pediátrica, del Hospital General con Especialidades Juan María de Salvatierra.

Tal es el caso de Ximena, una niña de ocho años de edad que este mes de septiembre fue dada de alta a cuatro años de haber sido diagnosticada y atendida por leucemia aguda linfoblástica. Ella, como los otros niños, han tenido avances positivos gracias a la buena respuesta física durante las acciones terapéuticas emprendidas por los profesionales de la salud que laboran en esa unidad médica.

La efectividad de un tratamiento por cáncer infantil (que de acuerdo a su estado puede consistir en quimioterapia, intervenciones quirúrgicas o radioterapia, incluso una combinación de dos de estas técnicas) varía en cada organismo, pero la detección temprana del padecimiento es fundamental para aspirar a mejores resultados,  dijo el oncopediatra Eduardo Altamirano Álvarez.

Reunido con el personal de medicina, enfermería, psicología, trabajo social y docentes del programa “Sigamos aprendiendo en el hospital” para entregar a la familia de Ximena su alta en vigilancia, el especialista comentó que la capacitación a doctores del primer nivel de atención se ha fortalecido en Baja California Sur para lograr diagnósticos más oportunos que brinden mejores pronósticos, pero también se ha reforzado en escuelas de nivel básico la difusión de síntomas de cáncer infantil, para que los padres no demoren en acudir a consulta cuando observen alguno de estos.

La Unidad de Hemato-Oncología Pediátrica del Hospital Salvatierra tiene un funcionamiento reforzado con la incorporación de una nueva oncopediatra que este año se sumó al equipo de trabajo con el apoyo del Gobierno del Estado, dijo Altamirano Álvarez al resaltar el respaldo recibido por diversas agrupaciones civiles como Los Cabos Children´s Foundation, Por Ellas, SUDCCAI, entre otras, para mejorar el equipamiento y suministros con que se atiende a los pacientes.

Esta suma de voluntades institucionales y ciudadanas permite que la niñez sudcaliforniana tenga mayores oportunidades de superar grandes retos de salud como son las enfermedades cancerígenas, puntualizó el médico. Al recibir su alta en vigilancia, Ximena desechó su cubrebocas, como un gesto simbólico de su lucha ganada.

Deja un comentario