Poner alto a malvivientes que saquean planteles escolares en Sudcalifornia

El Décimo Segundo Parlamento de las Niñas y Niños de Baja California Sur aprobó por unanimidad un punto de acuerdo presentado por la Diputada Natalia Gavito Ortega en el sentido de que las autoridades correspondientes pongan fin al robo que se presenta a planteles escolares que han aumentado notablemente en los últimos meses en todo el estado; igualmente solicitaron a las autoridades competentes que se trabajen políticas públicas para evitar el alto consumo de alcohol en las comunidades de Baja California Sur, porque este tipo de problemas “ha generado que se intensifiquen las riñas en las poblaciones rurales de la entidad”.

En la Sesión Pública Solemne realizada en el Congreso del Estado en la que concluyeron los trabajos de esta edición, a la que asistieron el Secretario General de Gobierno, Álvaro de la Peña en representación del Gobernador del Estado, el Magistrado Rodrigo Serrano Castro en representación del Poder Judicial y con la presencia de la Presidenta del Sistema DIF, Gabriela Velázquez de Mendoza.

A este resolutivo y a otros más llegaron los parlamentarios infantiles luego de discutir en mesas de trabajo sobre los problemas más importantes de las comunidades de donde provienen los 21 integrantes de este foro infantil de discusión. El documento al que le dio lectura la Diputada Natalia Gavito Ortega señala que “hoy en día los niños y niñas consideramos que somos el presente de México y de Baja California Sur y que estamos en riesgo de no llegar a ser en un momento dado por los problemas existentes quienes en el futuro podríamos lograr un cambio”.

En el punto de acuerdo votado por el pleno de diputadas y diputados se solicita a la Comisión de Salarios Mínimos que se vea la posibilidad de incrementar los minisalarios a 150 pesos diarios para que alcance a satisfacer las necesidades básicas de las personas, “queremos un salario que sea justo para todas las personas. Tenemos el ejemplo de la gente que se dedica al trabajo de albañilería, que en realidad es mucha gente en México, porque no se requieren muchos estudios para ello; sin embargo el trabajo es muy duro, muy pesado peligroso y muy mal pagado”.

La Diputada Gavito Ortega refirió que cuando los trabajadores van a sus centros laborales, “casí todos los días dejan a sus hijos al cuidado de hermanos mayores o abuelos y es cuando nosotros necesitamos del amor de nuestros padres para que ellos nos cuiden mejor”.

Colectivo Pericue

Deja un comentario